Archivo de la etiqueta: HRT

Gran Premio de Estados Unidos 2012

Una vez más la F1 vuelve a Estados Unidos, bienvenidos a Austin “hiiiiiiiya”

En el país donde NASCAR es el rey del motorsport, donde hay competiciones de todo tipo de cacharros impulsados por todo tipo de combustible, es un pecado que la F1 no esté.

Sigue leyendo

Gran Premio Abu Dabi 2012

Esta semana toca gran premio en Abu Dabi.

Un circuito Tilke, tan bonito en las fotos como estúpido y soso. Es el no va más en cuanto a gilipollez circuitil para ricos.

Se montan un oasis en medio del desierto para que los gordos peces gordos, disfruten de las carreras de fórmula uno.

En sí el circuito es lo más estupido del mundial, no en vano la curva más interesante es la del tunel de salida del pit-lane.

Sigue leyendo

Gran Premio de Italia 2012

Después de la fiesta bélga a lo chapa y pintura que se montó en Spa, llegamos a la Catedral del automovilismo deportivo o de las carreritas de cochecillos de colores pilotados por cómicos risísticos. Como ustedes prefieran.

La imagen con la que abro el previo corresponde al óvalo que aún existe en Monza, el cual si no sabes exactamente de que va o no has “rodado” en él con el GPL no eres nerdo ni ná y tienes trabajo pendiente.

Sigue leyendo

Gran Premio de Mónaco 2012

Como todos los años, si es jueves y los F1 están en la calle es que estamos en Mónaco.

Y Mónaco es especial, en teoría deberíamos de estar horrorizados porque un F1 pueda rodar en las estrechas calles del principado, las carreras suelen ser procesiones, lo del glamour y la historia cansa biblicamente al personal.

Pero no podemos evitarlo, contra toda lógica, el Gran Premio de Mónaco es uno de los más esperados.

Sigue leyendo

Gran Premio de Australia 2012

¿15 de Marzo? ¿Ya? Cagonsanpenonato ¡ya estamos liaos! Y es que mañana a estas horas los motores F1 ya habrán inundado el ambiente de Merlbourne con ese “ruido” que no más que música para los nerdos y gentes de bien aficionada a las carreritas de cochecillos de colores pilotados por cómicos risísticos.

El inverno es largo y duro, como “la sonrisa” de Nacho Vidal.

Sigue leyendo