Archivo de la etiqueta: 2010

Felices fiestas o como colocar un resumen de temporada tardío.

Pues eso queridos nerdacos y gente variopinta que se pasa por este blog, os deseo unas muy felices fiestas y un prospero 2011, lleno de carreritas de coches de colores y risas a punto de descojone.

Ay madre, como diría el nerdo y sin embargo amigo Niki, “m’ mosiono”. Qué bonito te ha quedado macho, de verdad, “emosionante hoyga” y un Santa Claus que no es de Laponia si no de Indianapolis.. que bonito.

Dicha la tontá navideña, olvidemos el gordo ese de colorao por la jracia de coca-cola, que para eso somos esPañoles y lo nuestro son los Reyes Magos y vamos a por faena que prometimos un resumen aun está pendiente.

Seguir leyendo Felices fiestas o como colocar un resumen de temporada tardío.

Jimmie va y gana (y otras tonterías otoñales.)

Pozi nerdacos y otros seres con y sin gafas. El domingo pasado el Jran Jimmie Johnson a pesar de los cambios técnicos anti-Johnson gana su quinto campeonato consecutivo en NASCAR así que ¡Felicidades Champiñon!

Aquí le tenéis junto a buena parte de su equipo, su niñita y su señora, el que está al otro lado de la copica es el enorme Chad Knaus, tipo que habita en un andamio carrerístico y que monta la estrategia.

Seguir leyendo Jimmie va y gana (y otras tonterías otoñales.)

Crónica desde el frenopático (Gp de Abu Dabi 2010)

Sin duda alguna el gran premio de Abu Dabi no será recordado como una carrera trepidante.

Dilo, dilo, menudo coñazo de carrera en sí.

Pues un poco sí, no obstante, por partes.

Sebastien Vettel, Campeón del mundo 2010, Felicidades Champiñón.

Felicidades también a aquellos pseudo-ferraristas, que aplauden a rabiar el triunfo de un piloto que no está en Ferrari. Mención especial a todo aquel que hoy reniega de la escudería, por sentirla culpable de que Alonso no sea hoy Tri-campeón. Ferraristas así no hacen ni puta falta.

Seguir leyendo Crónica desde el frenopático (Gp de Abu Dabi 2010)

Gp de Abu Dabi 2010

Érase una vez, un champinonato en el que luchaban 24 cómicos, que decían ser pilotos, para sus oscuros objetivos risísticos usaban cochecillos de colores, eran gestionado por domadores de ego y estos a su vez eran dominado por dos tipos, ambos bajitos y de mala leche. Uno Francés conocido por tener cara de no haber roto un plato en su vida pero temido por su mano de hierro. El otro, un viejuno que parecía no tener un soplo de vida pero que era cual vampiro sacado de la mente de Guillermo del Toro. Tic tic tic se acerca y se te lleva no el alma, no, la cartera y encima consigue que firmes letras por un valor escandaloso para el resto de tu existencia y que le des las gracias.

Y todos ellos llegaron, para librar una batalla sin par, a un reino donde del suelo salía un liquido denso, pozoñoso y negro pero que los humanos, con y sin gafas, convertían en billetes verdes, morados, amarillos y azules. Abu Dabi se llamaba el reino y el campo de batalla Yas Marina.

Seguir leyendo Gp de Abu Dabi 2010