Archivo de la categoría: The Chismorreo Telegraph

Fisichella recibirá una mejora de motor en Ímola

En la prensa de hoy aparecía un intrigante noticia: los responsables de Renault han declarado que Giancarlo Fisichella contará con una mejora de motor a partir del próximo GP en Ímola, mejora según la cual Fisichella podría ganar algunas décimas de segundos en palabras del propio Chevrier.

Ante semejante noticia, la redacción del “The Chismorreo Telegraph” no ha podido quedarse de brazos cruzados y ha puesto a investigar a su reportero más cualificado: el becario Aitor Tilla equipado con la tecnología más puntera: el cassette Fisher Price y un paquete de pilas salinas Hacendado (que no está el horno para gastos innecesarios).

A continuación, les ofrecemos el fruto del ímprobo trabajo llevado a cabo por éste reportero, un trabajo que demuestra bien a las claras todo lo que se puede llegar a averiguar con el periodismo de investigación llevado a su máximo extremo.

Cuartel general de Renault – Enston, Inglaterra – Martes, 18 de abril, 09:30AM

TOC TOC TOC

Flavio Briatore: [en voz baja]”¿Cuantas veces habré dicho que no me molesten a estas horas? Panda de rompebolas… en fin, tú sigue, nena” [en voz alta] “¡Pase!”

Giancarlo Fisichella: “Hola, Flavio, ¿estás ocupado?”

FB: “Sabeis todos que siempre estoy ocup… uf uf uf “

GF: “Flav, ¿estás bien?”

FB: “… gggggggggg …”

GF: “¡Mierda! Si ya sabía yo que esas pastillitas azules no eran ‘Juanolas Powered By Renault F1 Team’ y que al final le iban a costar un disgusto…”

FB: “mmfffff…”

GF: “Ya está, fijo que le ha dado un yuyu y se ha quedao pallá… a ver ahora a quien le pido que me cuele en todos los fiestuquis…”

FB: “Aaaaaaaaaah… perdona, Giancarlo, es que he tenido un momento de inspiración y se me ha ocurrido una nueva forma de tocarle las pelotas a Ron… ya sabes, las grandes mentes nunca descansan. Dime, ¿qué te trae a mis aposentos?”

GF: “Pues verás, Flav… es que desde el otro día en Australia, cuando me dijeron delante de todo el mundo que no podía ser tan lento, la gente se ríe de mi, ¡Y YA NO LO SOPORTO!” [empieza a sollozar]

FB: [arqueando una ceja y bajándose ligeramente las gafas de sol para mirar a Giancarlo por encima de la montura] “???”

GF: “¡SÍ! ¡Las mujeres me señalan cuando hago cola para comprar el pan… y… y… y… [rompe a llorar desconsoladamente] los niños me tiran piedras y me cantan ‘¡Giancarlo, Giancarlo, Giancarlo Fisichella […] Alonso te ha puesto[…] mirando pa Tudela!’ y mi corazoncito sensible no lo puede resistir!”

FB: [musitando débilmente] “Ay madre, ¿quien carallo me mandaría meterme en este mundo y aguantar a estos niñatos, con lo a gusto que estaba yo trajinándome a toda niña viviente de Bennetton? … Y tú no pares, nena, que aún me queda cuerda para rato” [en voz alta otra vez] “Bueno, ¿y qué quieres que haga yo si Alonso te está poniendo el culo como la bandera de Japón?”

GF: “¡Seguro que puedes hacer algo! ¿No se está mejorando el motor? Pues dádmelo ya y vosotros ya pensareis qué decirle a la prensa.”

FB: “Bueno, veré qué pu… qué pued… mmmmmmmmm… qué puedo hacer… aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah!”

Giancarlo sale a la carrera del despacho, temiendo que Briatore le salte encima y le resople en la nuca en pleno ataque de pasión. Minutos después, la chati sale debajo de la mesa de Flavio, se arregla el vestido y abandona el despacho, momento que aprovecha Flavio para coger el teléfono y llamar a Viry.

FB: “¿Chevrier? Soy Flav… bien, bien, he terminado ahora mismo con mi tabla de ejercicios diarios, aunque me ha interrumpido la llorona de Fisichella… nada, tranquilo, cuando me concentro en mis ejercicios, no hay nada que me distraiga… ¿que qué quería? Pues ya te lo puedes imaginar… sí, alguna cosa tendremos que ponerle que vea que es diferente, a ver si así deja de dar la brasa… darle el motor nuevo ni de coña, ¿verdad?… ¡eh, eh, eh! A mi no me vengas con tonterías… deja de quejarte y escucha. ¿Verdad que querías que te dejase ver una página de mi chorbagenda?… Bien, veo que nos vamos entendiendo… Vale, vale, tú piénsate algo y te dejaré la página de la N… Esa es la actitud que me gusta… Me gusta tu idea. Ponla en práctica y mañana te paso por fax lo prometido. ¡Chao!”

Departamento de motores de Renault – Viry Châtillon, Francia – Martes, 18 de abril, 13:25PM

Denis Chevrier lleva varias horas sentado en su mesa, con los ojos saliéndose de sus cuencas, frotándose las manos mientras un chorrito de baba le cae por la comisura de los labios y musitando “Naomi… Naomi…”. Brevemente recupera la compostura, coge el teléfono y marca la extensión de su ayudante.

DC: “François, ¡escúchame y gánate el sueldo de una vez! Ahora mismo te vas a ir a la parte de atrás del almacén y me vas a buscar alguno de los Supertech que no pudimos colocarle al final al pringao de Walkinshaw… sí, ya sé que llevan varios años parados y cogiendo polvo, pero ahora lo entenderás… coge papel y apunta. Pillas uno de esos motores, le das un poco de “3 en 1″ y lo metes en una caja rumbo a Ímola con las pegatas para que se lo pongan a Giancarlo… sí, chico, sí, ya ha estado otra vez tocándole los huevos al capo… otra cosa, los dos últimos cilindros los tapas con un poco de cinta americana para que no sospeche el tontolaba y lo demás lo dejas en mis manos… apa, a tomar viento fresco”

Corta la comunicación y acto seguido marca el número de Flavio.

DC: “¿Flav? Listo, asunto resuelto… Tranquilo, la excusa corre de mi cuenta. Usaré lo único bueno que han hecho estos informáticos en toda su nerda vida: el Generador de Notas de Prensa… Celebro que te guste ¿Y ahora me pasarás lo prometido?… Vale, vale, me espero.”

Denis cuelga el teléfono y automáticamente recupera la postura anterior, sólo que esta vez mira fijamente al fax y murmura “Te voy a comer todo lo negro… te voy a comer todo lo negro…”

Aitor Tilla
©The Chismorreo Telegraph